Hace poco recibimos un regalo, uno muy especial, de los que se basan en lo que no se puede comprar: tiempo, dedicación, entusiasmo, cariño…

Nos lo hizo una persona que se cruzó en nuestro camino cuando empezábamos esta andadura, y dio luz a una incógnita que estaba en nuestra mente, ¿cómo reflejar todo lo que veíamos en el logo de Sanaladas? teníamos clara su misión, objetivo, valores, lo que ofrecería, por qué brillaría, cómo se llamaría, cuál sería su estrategia pero, ¿cómo íbamos a plasmar todo aquello en una imagen?.

Tuvimos la suerte de dar con un equipo donde se encontraba ella: @pilariosnino, que cogió al momento nuestra forma de ser y nuestra idea.

Nos escuchó, entendió y escribió su propia historia de la nuestra. La plasmó con una habilidad, sencillez y atractivo infinito que nos encandiló.

Y aquí vino la sorpresa, el resultado de un gran trabajo escrito con sus propias palabras, la descripción y el por qué de cada detalle. Nos gustó tanto que no queríamos dejar de compartirlo con vosotros:

“El logo representa un plato visto desde arriba que también recuerda a un wrap, con 2 ingredientes muy saludables; una hoja de rúcula y una hoja de espinaca morada, para recordar a sus amigas: las lechugas rojas, que suelen encontrarse con estas en las ensaladas.

Para la tipografía utilicé una que transmitiese cercanía, frescura, actualidad y, para enfatizar la diferenciación dentro de la palabra, una separación visual con negrita para ayudar a su legibilidad.

 

Este proyecto de branding y diseño web para @sanaladas que realicé en @novva_marketing está tan lleno de vida y color como sus creadores, Iciar y Alberto, que vinieron con este proyecto tan sano.” Pilar Rios Niño

¡¡Gracias Pilar!!